Primera obra de teatro de mi hijo.

Obra de teatro en ingles

Obra de teatro de Nicolás

 

Hoy ha sido la fiesta de fin de curso de Nicolás y para ello en la guardería han preparado una obra de teatro. Ha estado realmente bien porque han mezclado a los niños de diferentes cursos y eso ayuda, porque ya me diréis que iban a hacer los mas pequeños que la mayoría de ellos andan muy poquito (Nico ni eso, sólo gatea).

Bueno, yo debo reconocer que me volví un poco loca buscando lo que me pidieron exactamente para aquella obra de teatro de la guardería y fue: un pantalón marrón, unas deportivas negras y una camiseta negra. Parece sencillo, pero el tema de encontrar un pantalón marrón se volvió más complicado de lo que parecía. ¡No encontraba uno por ninguna parte! Me recorrí diferentes marcas y tiendas e incluso fui a esas tiendas de barrio donde puedes encontrar prácticamente de todo. Pues nada, que no lo encontraba y en la guardería tampoco sabían muy bien donde podía encontrarlo.  Finalmente lo encontré en un carrefour y cuando llegué a mi casa ¡El pantalón tenía la alarma puesta! Enserio, algunas personas deberían hacer bien su trabajo y dejar de tener comentarios delante de la cliente como “que ganas de terminar ya”. Pues a mí querida señora me hizo usted una buena, porque tuve que volver a que me quitaran la alarma y llegué tarde a por mi hijo (ese era el último día para entregar la ropa para la obra de teatro así que tuve que ir sí o sí a que quitaran la alarma).

Después del lío de buscar, de mis dolores de cabeza (estoy con sinusitis y cualquier punto de presión me hace tener unos dolores tremendos), de querer matar a alguien y un largo etcétera, conseguí lo que buscaba y pude dejarlo en la guardería.

Pues hoy ha sido el gran día y nunca pensé que me iba a emocionar tanto al ver a mi pequeño disfrazado e interpretando (de aquella manera que aún tiene 11 meses) a un enanito de blancanieves. ¡Mi precioso enanito! ¡Estaba tan guapo! ¡Y lo ha hecho tan tan bien! No ha llorado nada, miraba a todo el mundo atónito y cuando alguien aplaudía, el se ponía a dar palmadas como loco. ¡Es tan rico! ¡Tan simpático! ¡Estoy tan enamorada de él! Le han disfrazado monísimo ¡Llevaba hasta el gorro de enanito! Yo no podía hacer otra cosa que derretirme.Obra de teatro corta

Después de varias risas, de varios “¡ooooooh!”, de un sin fin de besos y abrazos, Nicolás ha dicho que ya estaba bien de tanta historia y se ha puesto a llorar. Yo pensaba que tenía hambre y cuando le he sentado en la trona ha pegado un chillido que yo creo que el oído izquierdo me lo ha dejado totalmente off. El pobrecito mío estaba agotado y lo único que quería era dormir. Nos hemos despedido de todo el mundo y nos hemos ido. Nada mas tocar la sillita, Nicolás se ha quedado totalmente dormido y así se ha ido hasta casa.

Ha sido una experiencia preciosa que me ha encantado vivir, así que si vuestros bebés van a hacer una obra y os vuelven locos con todo el tema del vestuario, que sepáis que merece mucho la pena.

Ésta es una de las miles fotos que sacamos aquel día. Me sentía muy orgullosa porque mi hijo había hecho su primera obra de teatro corta, pero muy intensa. Me sentía tan orgullosa de él, por lo bien que se portó y lo mucho que sonrió a la gente, que no podía parar de hacerle fotos. El día de mañana no sé como se apañará para ver todas las imágenes que tiene.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s