Primer día sin mi bebé.

Primer día sin mi bebé

Como madre primeriza, todo eran miedos. Siempre quieres estar con tu bebé y (por norma general) no quieres que absolutamente nadie lo coja o se ponga a caminar con él ¡Ché! ¡A donde vas con mi niño! ¡Cerquita, que yo lo vea!

Primer día sin mi bebé.

Cuando un bebé llega a nuestras vidas, tendemos a desatender todo y tan sólo estamos para ese bebé. Bien, cuando digo todo es todo e incluso nosotras mismas no nos arreglamos (también por el cansancio de ser madre) y algo que también se deja de lado es la pareja ¡Error! Si que es cierto que ahora tenemos una enorme responsabilidad que es nuestro bebé y además no podemos evitar prestar toda nuestra atención ¡Incluso cuando duerme estamos observando! “¿Estará bien? ¿Respira? Voy a ponerle el dedo debajo de la nariz… ¡Qué paz da ver como duerme!” Aunque una madre nunca puede evitar pensar si su bebé está bien o no, también hay que prestar atención a la pareja.

Personalmente pienso que perder la atención a nuestra pareja puede ser un grave error y por lo tanto, de vez en cuando hay que darse un “homenaje”. Pues como yo soy de este pensamiento, al mes de nacer Nico (ya no tomaba el pecho) y después de varias noches sin poder descansar, decidimos que pasara la noche fuera y durmiera con sus abuelos, los cuales estaban como locos por tener a su nieto en casa. Bien, a ver como puedo explicar yo esto.. ¿Dolor desgarrador? Bueno creo que sí, que esa es la mejor forma de describirlo, porque fue un sentimiento de abandono hacia mi hijo que me puse a llorar como una magdalena y no paraba de llamar a mi madre para saber si mi hijo estaba bien, si había comido, si estaba despierto, qué hacía, si estaba durmiendo bien y no hacía mas que meterme en su habitación. Vamos que sólo me faltó meterme en su cuna a dormir. Lo pasé realmente mal y no quería volver a repetir aquello, me sentía fatal conmigo misma por haber dejado a mi pequeño. ¡Que egoísta! Por querer descansar una noche dejo a mi bebé con sus abuelos.

llorando por mi bebé

El caso es que me juré e hiper juré que nunca más dejaría a mi hijo con nadie, porque aquella sensación no quería que se volviera a repetir. El caso es que le dejamos una segunda vez y ésta vez unos días, ya que después de pasar mas de una semana sin dormir porque Nico estaba pochillo, yo necesitaba al menos una noche para descansar. Bueno, se suponía que le dejamos tres días (viernes, sábado y domingo), pero yo no pude esperar tanto y me fui a por él antes de tiempo. Recuerdo además ese día perfectamente porque mis padres estaban en el pueblo y le dije a mi marido.. “cariño no puedo más, me está matando ésto, vamos a por nuestro niño” y cogimos el coche y nos plantamos allí para llevarnos a nuestro bebé. Mi madre entendía perfectamente que fuéramos a por él, pero también le hacía de rabiar que se esperaba pasar unos días junto a su bebé (es su primer nieto) y de repente llegamos los malos y nos lo llevamos. Me dijo que ahora entendía a su madre porque le hacía exactamente lo mismo.

Actualmente llevo fenomenal el dejar a mi hijo en la guardería o que se quede unos días con sus abuelos, pero debo reconocer que me cuesta mucho y que si pudiera evitar el tener que dejarlo y poder llevarlo a todas partes, lo haría encantada.

¿Vosotras ya habéis dejado a vuestros bebés? ¿Qué tal fue vuestra experiencia?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s