La primera navidad de mi bebé.

christmas baby (baby's first christmas)

Seguro que muchas/os que leen este blog, pensarán que este post debería haberlo escrito antes de que llegaran estas fechas, pero no quería escribir un post como éste sin antes haber vivido en propias carnes la experiencia de la primera navidad de un bebé.

Como siempre he dicho, cada bebé es un mundo y cada papá y mamá conoce a su bebé. Nicolás es un bebé muy tranquilo y por eso pensamos que no íbamos a tener problema en cuanto a sustos y demás, pero que equivocados estábamos.

Nosotros este año hemos venido a Canarias para poder pasar nochebuena y navidad junto a nuestra familia y ya sólo el viaje cansa mucho. Nicolás se portó fenomenal en el avión, no lloró y se pasó prácticamente todo el camino dormido y al llegar al aeropuerto de las Palmas le dimos el biberón y subimos al autobús que nos llevaría hasta el hotel. Una vez allí, descargamos las maletas y descansamos un poco del viaje. Intentamos que Nico se echara una siesta pero no hubo manera, extrañaba todo aquello y no le gustaba ni un pelo que no estuviéramos en casa. No conseguimos que se durmiera así que nos fuimos a dar un paseo y a hacer tiempo hasta la hora de la cena, y con el traqueteo del coche conseguimos que durmiera unos 30 minutos.

Para la cena, nos juntamos la familia y a Nicolás no le hizo mucha gracia ver a su bisabuela. Antes nunca se quejaba de ninguna persona, pero parece que ahora con 6 meses empieza a llorar con las personas con las cuales no tiene demasiado contacto. Después de la cena nos volvimos al hotel para ya dormir, porque al día siguiente nos esperaba un día de no parar con la cena de nochebuena. Nico estaba que no se tenía en pie y de tal sueño que tenía, no había manera de que se durmiera y necesitaba descansar porque al día siguiente empezaba la locura.

Una vez nos levantamos y estábamos listos, nos fuimos a un centro comercial a encargar los regalos de Papá Noel. Nicolás se portó fenomenal, sobretodo después de comer y nosotros nos marchamos a casa de nuestros familiares para comer. Una vez allí, mi abuela se empeñó en coger a Nico y la rabieta fue tremenda. Conseguimos que se echara alguna siesta, pero no fueron demasiado largas así que cuando llegó la cena llegó el desastre, Nicolás estaba tan cansado que no había manera de que durmiera y las rabietas se multiplicaron y como no, yo me empecé a poner muy nerviosa. Finalmente, a la 1 de la madrugada, Nicolás consiguió dormir ¡A la 1 de la madrugada! A mí me estaban dando los siete males porque a esa hora tendría que estar dormido desde hacía por lo menos dos horas y me preocupa mucho que mi hijo no duerma las horas que debe.

La comida de navidad

La comida de Navidad ha sido mucho más tranquila ya que Nicolás se ha podido dormir su siesta de por la mañana y ha estado mucho más descansado y no hemos tenido ni rabietas ni berrinches. Aún así, no me imaginaba que nuestra primera navidad iba a ser tan movida y es que con lo bueno que es mi hijo, no nos damos cuenta que no deja de ser un bebé que necesita tranquilidad y que necesita estar en su entorno hasta que sea un poquito más mayor.

Ya teniendo esta experiencia que os cuento puedo escribir sobre el tema y aconsejar que cuando sea la primera navidad del bebé, se haga todo de la manera más natural y, en la medida de lo posible, no sacarle de sus horarios y de su ambiente. Para mi ha sido una navidad de mucho estrés y lo peor de todo es que quedas como la mala cuando no quieres que anden cogiendo a tu bebé para que esté tranquilo y no termine con una rabieta tremenda porque alguien que no recuerda le tenga en brazos. Me encantaría decir que el año que viene celebro la navidad en mi casa para que Nicolás pueda tener su cunita y su cuarto para descansar, pero el año que viene nos toca en Navarra con la familia de mi marido así que a ver como nos apañamos para que Nicolás no lo pase mal y apenas note el cambio.

Creo que es imposible podeNavidad para bebesr evitar esto, porque siempre hay alguien que tiene a la familia fuera y se reúnen en casa de algún familiar y la cena de nochebuena o la comida de navidad es el único momento del año en el que se junta la familia. Mi madre me cuenta que ella preparaba una comida el día de reyes para que no tuviéramos que salir de casa y así poder disfrutar de los juguetes y estar en nuestro entorno ¡Bastantes nervios pasábamos ya! Yo con Nicolás intentaré hacer lo mismo, para que al menos ese día no se ponga mas nervioso de lo necesario.

Así que sólo me queda una cosa por decir, cuando sea la primera navidad del bebé y no quede más remedio que mover al peque a otro sitio, tener mucha paciencia e intentar que el peque tenga los menos nervios posibles.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s